ANÁLISIS

Sin lugar a dudas, el equipo Real Cartagena se ha convertido en factor esencial que contribuye a la recuperación del sentido de pertenencia de los cartageneros por su ciudad. El fútbol es parte fundamental de la identidad cultural de muchas ciudades en Colombia y en el mundo; un equipo exitoso no solo representa logros deportivos, sino que también es un símbolo de orgullo para la sociedad.

Los equipos de fútbol de cada ciudad suelen ser un reflejo de estas, y no es casual que en los 12 años que ya suma el Real Cartagena en la segunda división del fútbol profesional colombiano sean comparables con el declive que venía presentando  La Heroica por más de una década en diferentes aspectos.

Sentido de pertenencia con una ciudad implica desarrollar un vínculo emocional, cultural y social con el lugar donde se vive; se refleja en tener orgullo por el territorio, compromiso que asume cada ciudadano con la voluntad de contribuir positivamente a su comunidad.

Ver al Real Cartagena luchando y cumpliendo un objetivo que le ha sido esquivo fortalece en la actualidad ese sentido de pertenencia de los cartageneros, ya que este logro sería abrazado por la ciudadanía como propio, recuperando la esperanza en el potencial y resiliencia de la ciudad y de sus habitantes.

Gracias a los apoyos institucionales de la Alcaldía Mayor de Cartagena, la Gobernación de Bolívar y del Instituto de Deportes y Recreación-IDER- se han incorporado refuerzos en la plantilla de jugadores que permiten al hincha cartagenero ilusionarse con que este año por fin tendremos un equipo que los representa y que pueda competir para lograr el tan anhelado ascenso.

La reconciliación que se ha vivido en torno a los hinchas cartageneros y el equipo local se ve reflejado no solo cuando en los partidos en el estadio Jaime Morón no cabe una persona más, sino además en la expectativa que genera en días previos a los encuentros, cuando los ciudadanos en sus charlas cotidianas comentan sobre la actualidad del equipo, de la alegría que se respira durante los partidos, y por supuesto de los mensaje de apoyo que inundan las redes sociales. 

La llegada de un jugador de talla internacional como Teófilo Gutiérrez fue la cereza del pastel que devolvió la ilusión a los cartageneros, y como dicen en el argot futbolístico, la que invito a montarse al bus ganadordel Real Cartagena.

Para el Alcalde Mayor de Cartagena, Dumek Turbay Paz, el fichaje de Teo Gutiérrez representa el renacer de una ciudad que venía acostumbrada a malas noticias. Cuando se instaló  el rumor de la posible llegada del ex jugador de la Selección Colombia en los medios de comunicación y portales deportivos la gente no creía que fuese cierto e inclusive lo comentaban en tono burlesco.

“Cartagena y los cartageneros deben acostumbrarse a recibir buenas noticias” sentenció el Alcalde durante la presentación oficial del futbolista barranquillero. 

El Real Cartagena tiene la posibilidad de conectar a miles de cartageneros en un mismo recinto sin importar edad, sexo, ni estrato socio económico, todos hinchando para un mismo lado.

Ese componente de unión entre los cartageneros es lo que justamente hace falta para ir reconstruyendo poco a poco ese sentido de pertenencia que será fundamental a la hora de construir ciudad.

 Por: Miguel Cueter Char

Loading